“Create through Art a mature dialogue with my own unconscious has become a personal necessity for me. Guided by this compass I find an inner space which enables me to cease the daily flow of thoughts in order to just be.”

 

Read more

OXYGEME

Oxygeme is an audiovisual project. It means a step forward on a cliff edge where the path of self exploration is steadily built up from zero.

Pro fully embraces a unique form of expression using bubbles to communicate: bubbles or bodies -who knows? – are immersed, ascending, descending, floating and flowing while the cycle of life is celebra- ted on the surface. Pro captures them being born or fading, picturing the death – life still moment, as a visual challenge that encourages the audience to reborn, to transcend the physical matter.

“Create through Art a mature dialogue with my own unconscious has become a personal necessity for me. Guided by this compass I find an inner space which enables me to cease the daily flow of thoughts in order to just be.”

The group works were synchronized without prior instructions, on the thread of story tales, myths and legends told by Pablo where each dancer played its role inspired by the experience of a chosen sensibility.

”As we activated those roles, fears and mental patterns emerged along the bubble’s rise from everyone who was involved sub aqua. Anger, despair, beauty, agony, impo- tence, strength, anxiety, harmony were dis- played: the struggle for survival”.

Underwater the curtain arose; time and space implo- ded to reveal the hardcore feeling each dancer was processing through an individual purge that set them free from the burden of their body notion.

“Oxygeme focuses on the very moment where the models surpassed the limit of exhaustion in executing a faultless dance: defeat after a failed attempt, a sequence oppression strain – when facing extreme sensations in the open sea or at the coastli- ne- the instant where their anatomy control dissolved and they became bubbles in order to perform the character I wanted to depict.”

Water is, above all, a human’s forgotten dimension but in these large images the figures float naturally as Degas dancers on the stage of a Conservatoire, silently revealing the legend of nymphs, those beings who live in the creative springs and act as mediums amid gods and humans.

The myth became an integral part of this poem because it is conceived and nourished in the heart of the Mediterranean Sea, a primal essence placenta containing the original seed.

Each picture conveys an aesthetic phenomenon that gets across the film and its language. The evocative power of these images reminds us of Terrence’s Malick warriors fraternizing with children in the water and the genesis of “The Tree of Life”. Oxigeme can be considered a relevant turning point due to the project scope, the excellence of its technique, the ascetic aim of its skills, but the author’s point of view reveals that is

“ Just a start on the fathomless meaning of existence, My darkness is still gloomy but less powerful now”, concludes Pablo Pro.

 

 

INTERVIEW

What is Oxygeme about?

Oxygeme is an audiovisual project: 80 photographs, video and sound. I use bubbles as a life metaphor. The bubble travels an upward path until it reaches the surface. It is a journey that culminates when the life cycle stops to restart.

Where does Oxygeme come from?

Oxygeme is a journey to the origin of life that arises from my need to discover forgotten feelings. It could be a poem, a hymn, where each of the photographs would be a stanza about the origin, where the light of the myth still illuminates the creative act.

How important is this work nowadays?

Oxygeme is a series of visual metaphors. The depths of the sea become a huge placenta where life origina- tes. I establish a parallel between the bubbles and ourselves as a unit, we are made of thousands of particles. Our mental barriers constitute the difficul- ties each human being, each bubble, may find on their ascending way.

What is the genesis of Oxygeme?

It comes from an urge, an almost physical catharsis exhort necessity to answer intimate matters that needed to be confronted. Now I have a much deeper understanding of myself, a call to continue exploring myself, and the will to build bridges in connection with the audience.

What has inspired Oxygeme?

My professional experience as a Director of Photo- graphy and Camera Operator (New York, Los Ange- les, Madrid) in film and advertising has allowed me to master all the tools available. My static work now draws upon the cinematic syntax; my optics, light and sound skills and my ability to address people with unfettered freedom. My social documentary work has given me the perspective of the unavoida- ble responsibility and full commitment required when approaching such sensitive matters. You must listen to your heart and leave your head aside to make a good picture. Self exploration is essential to craft a genuine and soulful work. My previous pro- ject “Deserts into deserts” series was the first time I totally detached from a social and commercial perspective in order to reconnect with my inner feelings in harmony with nature. Finding my own place in a wild environment enlightened me to find a more organic vehicle of expression. Nothing artificial or rational really moves us. We must instigate cons- ciousness from the bareness of our most intimate feelings. My forthcoming project based on shamanic betrayals is ongoing.

 

 

PROJECT DESCRIPTION

Oxigeme exhibition consists of 40 photographs selected from the 80 pieces available, framed in large formats and light boxes. The audience will experien- ce Pro ?s unconscious states proposal series: Uncons- cious, Conception, Angels and Archangels, Warriors, Surreal, Solidity, Great Blue, Lack of Gravity and Ascension. These emotional states reflect the living process of creation, generating a bridge of communi- cation where the artist meets the viewers. In order to be able to see, feel and hear the apparent fragility of the different water states the exhibition displays an isolated spot where a large mirrored cube multiplies the bubbles effect in slow motion. The background music strongly induces the viewers into a calm medi- tative state of mind that allows the audience to feel like a bubble, his own, Pablo’s, everyone’s.

 

 

THE ORIGIN, A MYTH

by Fernando Llorente, Philosopher

Science and philosophy have always been tempted to inquire into the origins – of man, language, aggressiveness etc., since the answers to these questions allow the mind to delve into theories reconciling it with its mythical past.

Art also lends itself to such temptations. And it is certainly more respectful of Myth than philosophy or science. The latter, armed with words, formulae, arguments, that is with Logos, try to decipher the Myth, but may only surround it and become its most dedicated, insatiable and grateful parasites, like Good, object and objective of ethics and Truth, which philosophy and science would own exclusively, are parasites of Beauty. Art merely celebrates Myth, with a ceremony of acknowledgment. With no other pretension that its own quiet poetry, built with the blurred arguments of forms, no matter how clearly defined, and with the pillar of ethereal volumes, however solid.

In “OXYGEME” Pablo Pro ?s photographs ask no questions, they are an immersion, without prejudice, into the first origin, the mother of all origins, the origin that also precedes the Myth, and the gods. And enable science and philosophy to seek answers, to their heart ?s content, to the questions that drive the hearts and minds of men.

Pablo Pro ?s photographs ask no questions, since they seek no answers. They are an immersion into the origins of life in general, specifically human life. Or even more specifically, into the photographers own origin. And this, not so much because the figures disport themselves underwater, which would be too obvious, but rather because the artist has composed a series of poetic sonograms, and sonograms are always of a specific body and no other, like poetry is always of a spirit and no other, it may be shared, yes, but never exchanged. The poetry surrounding Pablo ?s photographs is a delicate but powerful aesthetic of the titanic struggle of the beginnings of life, a struggle won at birth, followed by life ?s battles; other artists portray the throes of life, defeated by death, as artistic shrouds, a final armistice after so many truces. Each and every moment of the struggle is so delicately powerful, so tensely and beautifully portrayed in Pablo ?s photographs, seasoned with tragic poetry, that it would seem as if the artist was himself the hero fighting the battle of life, as if he had recognised himself before knowing and becoming known. As if, photographing his subjects, he were diving into an immense maternal ocean.

Spanish

“Es mi necesidad más madura de crear a través del Arte un diálogo con mi propio inconsciente para encontrar, guiado por esta brújula, un espacio donde interrumpir el fluir del pensamiento diario y permitirme Ser”.

 

OXYGEME.

Oxygeme es un proyecto audiovisual. Una pisada más de Pablo Pro (Madrid, 1968) en el borde de un abismo en el que su camino de exploración personal se construye de la Nada, peldaño a peldaño.

Pro se expresa con burbujas y ahí le va la vida: en sus cuerpos sumergidos ascendiendo, descendiendo, flotando y fluyendo. Y mientras las burbujas o los cuerpos -quién sabe- nacen y mueren, en la superfi- cie se celebra el ciclo de la vida. En ese momento, el de muerte o vida, Pablo nos reta a renacer, a ser burbujas que trasciendan la materia.

El proyecto de Pablo recrea en profundidad las sen- saciones de ingravidez, fuerza y vacío necesarios para activar el subconsciente de experiencias peri- natales.

“Es mi necesidad más madura de crear a través del Arte un diálogo con mi propio inconsciente. De encontrar a través de su brújula un espacio donde interrumpir el fluir del pensamiento diario y permitirme Ser”.

Los trabajos grupales se sincronizaron sin instruc- ción previa, al hilo de cuentos, mitos y leyendas contadas por Pablo en los que cada bailarín jugaba su papel en torno a la experiencia de una emoción.

“Activándolo, fluían en el ascenso de la burbuja los propios miedos y patrones mentales de cuantos creábamos Oxygeme bajo el agua. Ira, desgarro, belleza, agonía, impotencia, fortaleza, ansiedad, armonía. La lucha por la supervivencia”.

Bajo el agua se subía el telón: el tiempo y el espacio arremetían hacía dentro de su ser para manifestar lo más esencial de esas emociones. Comenzaba así, la depuración individual de cada bailarín liberado de la noción del cuerpo.

“Oxygeme enfoca el momento en que cada modelo cruzaba el límite del sobreesfuerzo para la ejecución de una danza impecable: la frustración de un intento fallido, el can

sancio extenuante de una secuencia de fuertes sensaciones en alta mar o a línea de costa y el momento intermedio en que perdían el control de sus propios cuerpos para ser burbujas y retratar el personaje que yo buscaba”.

El agua es para el hombre una dimensión olvidada por excelencia pero, en estas imágenes de gran tamaño, las figuras flotan con la misma naturalidad que las bailarinas de Degas gravitan sobre la tarima de un conservatorio. Aquí se manifiesta silenciosa- mente la leyenda de las ninfas, seres que viven en las fuentes creativas y sirven de médium entre dioses y hombres. El mito vuelve a ser parte inte- grante de este poema de imágenes porque se gesta y se nutre del corazón del Mediterráneo, la placenta que contiene la raíz primigenia.

El hecho estético de cada fotografía pasa por el cine y su lenguaje. La potencia evocadora de estas imáge- nes recuerda a Terrence Malick, a sus soldados confraternizando con los niños en el agua, a la géne- sis de El árbol de la Vida.

Oxygeme puede considerarse un punto de inflexión relevante por su alcance, por la excelencia técnica de sus imágenes y su vocación ascética, pero bajo el prisma del autor “no es más que un punto de partida sobre el insondable significado de la existencia”.

“Mi oscuridad no es menor, pero ahora tiene menos poder”, concluye Pablo Pro.

“La poética que envuelve las fotografías de Pablo Pro es la de una, tan delicada como poderosa, estéti- ca de la lucha titánica por la que comienza la vida, una vida, contienda ganada con el nacimiento, tras el que se suceden las batallas, como otros artistas transustancian en sudarios artísticos la lucha agóni- ca por la que la vida termina, derrotada por la muerte, por la que se firma la paz, después de nume- rosas treguas…”. Fernando Llorente, Filósofo.

 

 

 

ENTREVISTA

¿Qué es Oxygeme?

Oxygeme es un proyecto audiovisual: 80 fotografías, un video y sonido. Utilizo la burbuja como metáfora de la vida. La burbuja recorre un camino ascendente hasta llegar a la superficie. Es un Itinerario que culmina cuando el ciclo de la vida vuelve a empezar.

¿De dónde nace Oxygeme?

Oxygeme es un viaje hacia el origen de la vida que nace de mi necesidad de descubrir sentimientos olvidados. Se trata de un poema, de un himno, donde cada una de las fotografías podría ser la estrofa de un verso libre sobre el origen, donde la luz del mito sigue encendiendo el acto creativo.

¿Qué importancia tiene este trabajo en la actualidad?

Oxygeme es una serie de metáforas visuales. Las profundidades del mar se convierten en una enorme placenta donde tiene origen la vida.

Establezco un paralelismo entre la burbuja y nosotros mismos como unidad, como seres formados por miles de partículas. Nuestras barreras mentales serían la dificultad de ascensión armoniosa de cada ser, de cada burbuja.

¿Qué hay antes y después de Oxygeme?

Un apremio casi físico de catarsis para ofrecer respuestas a cuestiones íntimas que necesitaba enca- rar. Ahora poseo un entendimiento mucho más pro- fundo de mí mismo, una necesidad de continuar explorando-me, y la voluntad de establecer puentes de comunicación entre artista y público.

¿Qué ha nutrido Oxygeme?

Mi experiencia profesional como Director de Foto- grafía y Operador de Cámara (Nueva York, Los Ánge- les, Madrid) en cine y publicidad me ha permitido conocer todas las herramientas disponibles. Ahora utilizo la gramática cinematográfica en la obra estática, el conocimiento de las ópticas, la luz, el sonido y cómo llegar a las personas pero sin cortapisas, con libertad total.

Mi trabajo en documentales sociales me ha aportado la perspectiva de la responsabilidad incuestionable y el compromiso total que requiere abordar material tan sensible. Para tomar fotos hay que escuchar el corazón y dejar de lado la cabeza. La condición indis- pensable es la autoexploración, solo así se puede crear una obra genuina que transmita.

Mi serie anterior, “Desiertos dentro de Desiertos”, fue el primer proyecto donde me desvinculé de la pers- pectiva comercial y social para poder reconectar conmigo mismo, en armonía con la naturaleza.

Hallar el propio sitio en un entorno salvaje me ilustró sobre el vehículo de expresión más orgánico: nada racional nos conmueve, hay que instigar la conscien- cia desde la desnudez de los sentimientos más ínti- mos. Mi nuevo proyecto sobre Tradiciones perdidas- Chamánicas está en fase de preparación.

 

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

La exposición consta de 40 fotografías de las 80 que componen el trabajo, presentadas en fotos enmarca- das y en cajas de luz de gran formato. A través de estas imágenes el espectador se encuentra con los estados inconscientes del ser que Pablo propone en las siguientes series: Inconsciente, Concepción, Ángeles y arcángeles, Guerreros, Surreal, Solidez, Gran azul, Ingravidez y Ascensión.

Estos estados reflejan el proceso de creación vivido, generando así el puente de comunicación en el que el artista se encuentra con los espectadores.

Después, para ver, sentir y escuchar la aparente fragi- lidad de los distintos estados del agua, la exposición ofrece un espacio aislado donde un gran cubo forma- do de espejos multiplica las burbujas ralentizadas.

Ahí, una música envolvente induce decididamente al asistente a un estado pausado y meditativo que le permita sentir la burbuja, la suya, la de Pablo, la de todos.

 

EL ORIGEN, UN MITO.

La pregunta por los orígenes –del universo, del hombre, del lenguaje, de la agresividad, etc.- se ofrece como una tentación a la que la Ciencia y la Filosofía sucumben fácilmente, pues las respuestas proporcio- nan a la razón la oportunidad de incurrir en tesis que las reconcilian con su pasado mítico.

También el Arte es receptivo a esta tentación. Y sin duda es más respetuoso con el Mito que las filosofías y las ciencias. Estas, armadas de palabras, de fórmu- las, de argumentaciones, en fin, de Logos, aspiran a desentrañar el Mito, pero deben conformarse con ser sus más dedicados, insaciables y agradecidos parási- tos, una vez que lo han cercado, como de la Belleza son parásitos el Bien, objeto y objetivo de la Moral, y la Verdad, que quieren tener en exclusiva la Filosofía y la Ciencia. El Arte se limita a celebrar el Mito, con una ceremonia de identificación. Sin otro artificio que ese tan natural de una poética callada, compues- ta por el argumento sin argumentación de las formas, por más definidas que se presenten, y con el pilar de los volúmenes etéreos, por más macizos que sean estos.

Las fotografías de Pablo Pro reunidas en Oxygeme no formulan preguntas. Son la inmersión, desnuda de prejuicios, en el origen inicial, en la madre de todos los orígenes, en el origen que antecede también al Mito, y a los dioses. Y propicia que la Ciencia y la Filosofía busquen respuestas, para su mayor tranqui- lidad, a las preguntas que acucian a la razón, el cora- zón y las entrañas de los hombres.

Las fotografías de Pablo no se hacen preguntas, porque no buscan respuestas. Son una inmersión en el origen mismo de la vida, en general, y, en particu- lar, de la humana. Si me apuran, una inmersión en el origen de la vida individual del fotógrafo. Y todo, no tanto porque las figuras se mueven debajo del agua, que no pasaría de ser algo anecdótico por obvio, como porque el artista ha compuesto una secuencia de ecografías poéticas, y las ecografías siempre son de un cuerpo, no de otro, y la poesía siempre es de un espíritu, no de otro, expresables sí, pero intransferi- bles. La poética que envuelve las fotografías de Pablo Pro es la de una, tan delicada como poderosa, estética de la lucha titánica por la que comienza la vida, una vida, contienda ganada con el nacimiento, tras el que se suceden las batallas, como otros artis- tas transustancian en sudarios artísticos la lucha agónica por la que la vida termina, derrotada por la muerte, por la que se firma la paz, después de nume- rosas treguas. Son tan delicadamente poderosos todos y cada uno de los momentos de esa lucha, tan tensa como bellamente plasmadas en las fotografías de Pablo Pro, aderezados con una poética de lo trági- co que se diría que es el propio artista el héroe que libra la batalla por la vida, como si se hubiera recono- cido antes de conocerse y darse a conocer. Como si, fotografiando a los modelos, se viera en el inmenso océano maternal.

Así, pues, la muestra propuesta por Pablo es la de un poema hímnico, en el que cada una de las fotografías es una estrofa de verso libre que, en conjunto, porme- norizan el misterio del origen de la vida, conforme a una poética, la de una experiencia abisal, a la que estorban las palabras, porque es una experiencia inefable, por más que la Ciencia y la Filosofía se apliquen en explicarla. Solo el Arte puede expresar, sin explicarlo, el aprendizaje prenatal de las emocio- nes, que se disfrutan y padecen tras el nacimiento, y que son inaccesibles a la observación del ecógrafo, a las que es ajeno. El artista, al poetizar las fotografías/ecografías, elevándolas a hecho estético, se erige en sujeto y objeto de la vivencia de una emergencia desde un origen, tan expresiva como incomunicable, tan íntima.

En las fotografías-estrofas, Pablo Pro poetiza desde el azar hasta la necesidad, pasando por la armonía, el desgarro, el dolor, la sorpresa, la crispación, el desam- paro, el miedo, la impotencia, la asimetría, la violen- cia, la…ecografías del espíritu…emociones humanas que la Filosofía y la Ciencia se esfuerzan por enten- der simplemente observándolas, pero que solo el Arte las contempla, autocontemplándose el artista, que las toca y se deja tocar por ellas, sumergiéndose en lo misterioso, en lo mágico, en lo místico. Magia, misterio, mística que son ingredientes del Mito, también del mito del origen, del que las fotografías de Pablo son una tan hermosa como inquietante metáfora: la de la invitación a una celebración inau- gural.

Fernando Llorente, Filósofo

 

No Comments

Post A Comment